Viaje al Corazon de Boaco (Dr. Moisés Sotelo)

"Es un boaqueño astuto, desconfiado, calculador y vierte un humor meloso, punzante, amargo, risueño, divertido y burlón. Genio y figura... Hasta la sepultura" Armando Incer


Publicado: Editado: Estado:

Religión

El boaqueño de clase alta es católico por ancestro. Las capas bajas de la población se están convirtiendo aceleradamente a las religiones protestantes. En la nueva sociedad de ricos nuevos, un gran porcentaje es protestante, así como los venidos del exterior, especialmente de los Estados Unidos de Norteamérica. Los campesinos también se están convirtiendo a las nuevas religiones protestantes. Este fenómeno según investigaciones locales en Boaco, es debido a la intromisión dela Iglesia Católica en la política partidaria, que ha ocasionado perdida de la credibilidad de sus pastores en la feligresía opositora o apolítica de la sociedad boaqueña; especialmente en los sandinístas, que son considerados como ateos o corruptos irredento, con o sin razón. Además de la propaganda agresiva y tenaz de los pastores protestantes en toda la sociedad boaqueña.

La conversión a estas nuevas religiones es muy difícil entre las capas sociales superiores de Boaco. Por que el boaqueño es enemigo de andarse abrazando con todo mundo o de asistir diariamente a cultos donde llega todo el mundo a tratarse de hermanos o de esa familiaridades exageradas de llegar a cantar y comer a las casas de los creyentes.

Los nuevos creyentes en Boaco que han pasado de la religión Católica a las religiones Protestantes, se vuelven fundamentalistas y es común oír los ataques furibundos en contra de sus antigua religión. Van por las calles predicando su nueva religión, vendiendo o regalando propaganda impresa. Los puede ver en el mercado micrófono en mano predicando a todo pulmón y atacando a la religión Católica muchas veces. Especialmente en las fiestas patronales o festividades importantes de Iglesia Católica; atacando furiosamente a la Madre de Dios y todos los Santos a los que les dicen tucos de palo; incluyendo al Apóstol Santiago.

Para ellos todas estas celebraciones son IDOLATRIA. Algunas personas de las clases medias altas convertidas a estas nuevas religiones ya incursionan en esta modalidad. El foráneo cuando le salga una discusión de este tipo. Sepa y entiende que jamás será aceptado  su punto de vista, por muchos argumentos que tenga. Lo mejor será abandonar estas discusiones estériles, sino quiere pasar un muy mal rato. Lo lamentará por mucho tiempo… se lo aseguro.

Raza

En Boaco existe una mezcolanza de razas increíble. No se observan vestigios de la raza Sumus,  que es de donde descendemos, especialmente de la rama de los Boajs. No hay inmigración de la raza negra. Se pueden observan algunos negros casados con nuestros mestizos. En Boaco no hay discriminación racial. El boaqueño en general es moreno con tendencia a la blancura, delgado, mas alto que la gente del Pacífico. Las muchachas tienen excelentes formas, especialmente buenas piernas;  posiblemente por subir y bajar las cuestas de Boaco. Los varones son altos y un poco más bajas las mujeres. En las familias se pueden observar que tienen hijos blancos y morenos por la mezcla de razas, las caras son redondeadas en su mayoría, no  se encuentran las narices aguileñas, más bien son redondeadas  con franca tendencia a la nariz fina. Ojos negros o cafés, cejas más gruesas que finas. Pelos  negros o castaños, lisos, suaves. En general las muchachas son bonitas, amables y saben vestirse a la moda pero con sobriedad y elegancia, sin los excesos que se observan en el Pacífico.

Club Social de Boaco

El primer Club social estuvo en la casa de don Armando Incer Barquero, quién dio la casa por un año sin cobrar de alquiler a cambio de cobrar los servicios de restaurante y bar. Esta idea fue elaborada por don Emilio Sobalvarro, que conocía perfectamente el manejo de un Club por haber trabajado en el Club Social de Managua. El otro organizador del club fue Felipe Estrada Paniagua.

La primera junta directiva estuvo compuesta por: Francisco J. Zúñiga E., Presidente. Juan T. Tijerino, Vicepresidente. Felipe Estrada P. Secretario,   Antonio Barquero, Octaviano Espinoza y J. Arnoldo Tijerino, Francisco Robleto Morales, Ramón Guillen N.

El club trajo a las mejores orquestas de Nicaragua, entre ellas a La Max Blanco, La orquesta de la Guardia Nacional, La Soto Thumas, La Ramírez Velásquez. Por mucho tiempo el club estuvo en la casa esquinera detrás de la Iglesia Santiago. Propiedad que fue comprada al Sr. Roberto Rousse en 30.000 córdobas.  Luego se pasaron a las instalaciones en la colina del Cerrito, donde tuvo sus mejores tiempos. Compitió con los mejores clubes de Nicaragua por su modernidad y atención de primera. La Revolución Popular Sandinísta dió al traste con el club; el que pasó a ser propiedad del estado y actualmente es de una sociedad de boaqueños que lo ocupan como restaurante y local de fiestas populares.

El baile de disfraces del club era celebrado por todo el pueblo. Sus socios llegaban disfrazados de todas las cosas más inimaginables que uno se le pudieran ocurrir. Todo el pueblo hacía vallas alrededor del club para verlos llegar al recinto.

Su ingreso era estricto. Únicamente podían llegar los gerentes de los bancos y personalidades de otros departamentos del país que tuvieran canje con ellos. Para pertenecer al club las solicitudes eran muy bien estudiadas y analizadas. Los que no tuvieran parentesco familiar con las familias de los socios eran rechazados sin contemplaciones de ninguna especie. Era un club exclusivo a como eran todos los otros clubes de Nicaragua de la alta sociedad. Para un nuevo profesional o uno de los nuevos ricos, que venían de las montañas con mucho dinero para ingresar a este tipo de clubes, eran rechazados  Ipso Facto.

La Sociedad en Boaco

Desde la fundación la ciudad, la población quedó dividida en dos clases sociales bien definidas: La Alta Sociedad, constituida por los terratenientes y los ricos y La Sociedad Baja que estaba constituida por los obreros, los pequeños propietarios, los comerciantes menores y los artesanos. Los campesinos nunca llegaron a estar organizados.

Cada uno de ellos se atrincheró en un Club, que fue su centro de reunión e identificación social.

La Alta Sociedad en el Club Social y la Baja Sociedad en el Club Social de Obreros. En los años setenta por el desarrollo de la sociedad, por el auge del algodón y el café, apareció una nueva clase que no estaba identificada en el Club Social de Obreros, por que tenía medios económicos más holgados que el resto de la población, vehículo, casa nueva, hijos estudiando en buenos colegios, buenos ingresos, etc. Pero no eran aceptados  por la Alta Sociedad por sus orígenes. Además de los desplazados de la Alta Sociedadpor matrimonios con la Baja Sociedad, fracasados económicamente o inconformes. Estos formaron el Club Social Central. Una tercera clase  social.

Además existía una discriminación  geográfica, que aún persiste en algún sector de la población; Los que viven arriba o Boaco Alto y los que viven en el Bajo o Boaco Bajo, en la actualidad, por el fracaso de la ganadería y la migración de campesinos ricos a la ciudad, que se fincaron en el Bajo, los papeles se revirtieron.

La Revolución Popular Sandinísta trastocó totalmente la sociedad boaqueña. Los campesinos eran los cuadros de mando de la tropa del ejército, muchos de ellos fueron mandados  a capacitar a los países socialistas  a estudiar carreras profesionales. A otros les dieron la tierra confiscada en forma de cooperativas. Estas fracasaron con el tiempo por falta de capacitación, asistencia técnica, económica y lo más importante, por falta de solidaridad comunitaria. Todos querían ser jefes.

Los club sociales al ser confiscados, pasaron a ser centros de diversión de las clases marginadas de los barrios, las empleadas domésticas, etc., que jamás habían puesto un pie en estos centros sociales.

Los de la Alta Sociedad emigraron junto con los obreros, comerciantes y artesanos, especialmente a la  USA. Los obreros y los mecánicos fueron aceptados con mucha facilidad, obteniendo salarios muy altos, en relación a lo que recibían en Nicaragua, en cambio los otros pasaron al servicio doméstico y los trabajos inferiores con menor salario. Con sus  honradas excepciones.

Estos obreros revolucionaron la sociedad boaqueña; Con el dinero que envían a sus familiares, han mejorado notablemente su estado social, han comprado propiedades, han mejorado sus viviendas, han mandado a estudiar a sus familiares cercanos a buenas universidades, tienen vehículos de lujo, van a buenos restaurantes, viajan, ponen negocios novedosos, etc.

Algunos ya han regresado jubilados. Traen Dinero y pensiones que son un salario de funcionario en el país.

Los Club sociales desaparecieron. Ahora todo mundo va a cualquier parte, la medida es el dinero que se tiene para pagar un servicio o una diversión. La Alta sociedad tiende a desaparecer absorbida por una clase media dinámica, adinerada y educada.

La explosión de las  universidades en el país fue aprovechada por la sociedad boaqueña. En la actualidad se pude observan el alto índice de profesionales en la clase media. El campesino por sus limitaciones, es el que menos ha salido favorecido. A pesar que mejoró en la salud y la educación, al ponerle puestos de salud en todo el municipio y barrios de Boaco.

Una clase media comerciante, se instaló en el área del mercado municipal, que fue creado en los años ochenta al sureste de la ciudad,  junto con la parada de los buses a los diferentes  destinos  de la república. Creó un emporio económico que actualmente mueve millones de córdobas diariamente. Estos crearon un grupo social que tiene mucho dinero, mantiene un alto nivel de vida y no tiene antecedente  de ninguna especie con las clases  de la sociedad de Boaco

Arquitectura Boaqueña

Las construcciones de Boaco antes del Padre José eran unas casas grandes en zancos de madera, forradas con caña de Castilla y techo altos de paja seca, puertas rústicas de madera. A la venida del padre ya existían casas de tejas con paredes de lodo henchidas. Esta era una mezcla de lodo y zacate con cal, en un tejido de bejucos. Los maderos que servían de esquineros estaban sobre una base de piedra cantera labrada que se obtenía en el barrio La Olocica. De esa época son las casas de los Inceres y de las Aguilares.

Las casas tenían corredores amplios. Vestigios de esa época es el Hotel Sobalvarro (Única casa  que queda con corredores del Boaco de esa época)

En la era Nieborowsky la construcción se magnificó, aunque se siguió usando el lodo henchido, la teja y la madera. Pero aparecieron las primeras construcciones con ladrillos de barro como el Colegio y el uso de la cantera en la gran construcción, como la Presa del Río Fonseca. En ese tiempo aparecieron casas con columnas y monogramas. Representativas de esas casas son la de Don Arnoldo Tijerino, Juan Tijerino, la del Registro de la Propiedad, La Casa de la Biblioteca Pública.

La Escuela de  Niñas es una construcción de transición entre Nieborowsky y la era moderna. En ella se pueden observar todavía las columnas. El Edificio de la Policía tiene características modernas aunque fue construida en los años sesenta igual que la Escuela de Niñas.

En la era moderna,  en los años cincuenta aparecieron las construcciones dirigidas por arquitectos  como la Casa de Don Cornelio Sotelo, La Casa de Don Orlando Martínez,La Casa de Don Agustín Martínez, La Casa de  Don Francisco Gutiérrez Ponce, La Casa de Don Luis Alfonso Espinoza, La casa de Don José Ángel Incer, la Casa del Dr. Armando Incer y otras.

En la actualidad las casas son dirigidas por maestros de obras en su gran mayoría

De una planta con sala, comedor y cuartos de dormitorios y algunos anexos, según la cantidad de dinero del constructor. Todas las casas son parecidas. De bloques de cemento y de cuarterón. Techo de vigas y zinc. Puertas labradas en muchas de las casas. Esto le da a Boaco una uniformidad en la construcción que  se puede diferenciar de las diferentes épocas de la construcción.

Las casas de plástico casi no existen. Se pueden observar a la orilla de la carretera entre la salida a Managua y el Instituto de Boaco y algunas en la periferia de la ciudad. Pero es un problema que no es de la magnitud que lo tiene Matagalpa. Juigalpa, Managua  y otras ciudades de Nicaragua.

Bibliografía
  1. www.boacoonline.com
  2. www.laprensa.com.ni
  3. www.manfut.org
Dar puntos de agradecimiento
Reportar esta publicación

Déjanos tu comentario

Comentarios

mariogarcia

(Administrador)

Intereses

música, diseño, programación, electrónica, historia, geografía

Puntos: 146 Votos: 113